domingo, 12 de diciembre de 2010

CARLOS

Me gusta de todos los vídeos, el que mas, Memoria, el vídeo de Carlos nos enseña como se comunica con la mirada, con el apoyo de una cámara y un ordenador, un panel con leyenda, se le abre al mundo el pensamiento, es cierto que es necesario el apoyo de una persona para desenvolverse, pero las limitaciones son mas cortas, me gusta que las nuevas tecnologías no se queden para unos muchos sino para todos en su amplitud. La felicidad que trasmite Carlos en volver a su antigua casa, ver a su gente, caminar por la ciudad, superar los obstáculos, que las dificultades sean mas suaves, poder practicar deportes de competición, todas estas cosa le hacen estar mas integrado y participativo en la sociedad y junto con el vídeo de cuatro preguntas, la intención de comunicarse con la mirada hace sentir a los demás partícipes y colaboradores, (me encanta como realiza la experiencia de ser periodista cotidiano, de querer saber como organiza sus vidas las personas de la calle y como reacciona cuando las personas le responden y colaboran)me parece genial que tome este tipo de iniciativas y se abran a la calle, sin pudor y organizados con los apoyos necesarios.

Comentaré una experiencia como una compañera que hace su exposición. Este verano me ofrecieron trabajar los fines de semana en un centro que se llama Atades, es una residencia que tiene médicos, profesores de apoyo, monitores, las instalaciones son de dos plantas, tiene de zonas y jardines mas de cinco mil metros, zona de escuela, zona de talleres y manuales, campos de fútbol, baloncesto, piscina cubierta, una pequeña granja con animales, huerto (donde todo lo trabajan y gobiernan los residentes), es una zona residencial por y para personas con discapacidades, down, síndromes de todas índoles, depresivos etc. El primer día de trabajo reconozco que fue muy duro, pero hay algo que me ayudo muchísimo, fueron mas los ánimos y la comunicación de los propios residentes, como conocí en estas personas una demostración afectiva, sensorial, la necesidad de tener personas de apoyo como te lo agradecen, la fuerza interior, la voluntad de conquista por llegar un poco mas lejos, con esfuerzo eso ya lo saben ellos. Yo también tenía un “Carlos” a mi cargo y me lo pase genial hablándole, poco a poco aprendí a comunicarme con él, es verdad que con la mirada en un lenguaje bestial, nunca me imagine que me lo podía pasar tan bien con una persona que sólo emite sonidos guturales, inmovilizado. Aprendí a cuidarles, darles cariño, a comunicarme con ellos, a estar hablándoles, a saber callar y escuchar, y a entrar en sus mundos que poco a poco se van abriendo, y yo entendiéndololes. Y que son personas como tú y como yo, sin dudarlo.

Grupo 3: Down

Sonia Ramón Yago


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada